Ahumados

Salmones_ahumandose_Royal
maderas_nobles_y_especies_Royal
envasado_de_sobres_de_salmon_ahumado_Royal
envasado_de_sobres_de_salmon_ahumado_01_Royal
Despiece_de_salmon_fresco_Royal
  • Salmones_ahumandose_Royal
  • maderas_nobles_y_especies_Royal
  • envasado_de_sobres_de_salmon_ahumado_Royal
  • envasado_de_sobres_de_salmon_ahumado_01_Royal
  • Despiece_de_salmon_fresco_Royal

En Copesco‐Sefrisa seguimos un método artesanal para la realización del ahumado con el objetivo de conseguir un producto de la más alta calidad.

El proceso está dividido por fases muy diferenciadas.

 

Fase 1

Royal Proceso del salmón ahumado - Fase 1Al llegar los salmones a la fábrica de Barcelona primero se limpian los filetes y se desespinan manualmente para después curarlos uno a uno con sal seca de forma tradicional, sin inyección.

 

Fase 2

Royal Proceso del salmón ahumado - Fase 2Posteriormente se deja reposar hasta que se realiza el ahumado a baja temperatura y con humo natural de maderas nobles, siguiendo una ancestral receta escandinava. Este proceso es llevado a cabo por un maestro ahumador que elabora la “receta” específica de tiempo de ahumado y cantidad de mezcla de hierbas aromáticas que necesita cada partida, en función del grosor y tamaño de los filetes, de la época del año en que han sido capturados, etc. que convierten esta fase del proceso en todo un arte.

Fase 3

Royal Proceso del salmón ahumado - Fase 3Después se deja reposar como mínimo durante 24 horas en una sala a temperatura y humedad controladas hasta que es cortado y envasado fresco.

 

 

Gracias a la unión de la tradición y la tecnología, el resultado es un producto con textura firme y sedosa, de total trazabilidad y máxima caducidad (hasta 45 días refrigerado).

 

Royal Lineal de productos ahumados