• Haz actividad física regularmente
  • Mejora la calidad de tu descanso
  • Consume alimentos ricos en vitamina D
  • Añade a tu dieta ácidos grasos omega 3
  • Haz actividad física regularmente

    En este caso aquello de “mente sana en cuerpo sano” se aplica perfectamente, ejercicio frecuente acompañado de una dieta sana nos mantiene alejados de las enfermedades degenerativas como la demencia y el Alzheimer.
  • Mejora la calidad de tu descanso

    La falta de descanso hace estragos en nuestra salud, es por ello que debes establecer y mantener rutinas de sueño saludables que te permitan reponerte cada día.
  • Consume alimentos ricos en vitamina D

    Aunque la mayor parte de la vitamina D necesaria para nuestro cuerpo proviene de la síntesis de la luz solar mediante nuestra piel, alimentos como el bacalao, salmón ahumado y el yogur son muy ricos en dicho nutriente..
  • Añade a tu dieta ácidos grasos omega 3

    Los ácidos grasos omega 3 contribuyen al desarrollo y aprendizaje de los niños en su fase de crecimiento y en los adultos ayuda a prevenir la pérdida de memoria. Estos ácidos grasos se encuentran presentes en pescados grasos como el salmón ahumado, nueces y soja.