Tipos de bacalao

Tipos de bacalao

Bacalao seco salado

El bacalao seco, llamado también tradicional, posee una fuerte carga emocional dado el significado simbólico que se le atribuye desde su imaginario asociado a la tradición y su consumo se asocia a festividad y momentos especiales del año, como en Semana Santa, Cuaresma o Navidades.

Bacalao desalado

El bacalao salado es uno de los alimentos más típicos en la dieta de los países mediterráneos, y constituye el ingrediente principal de numerosos platos típicos. En muchas ocasiones es bien conocida, sin embargo, la necesidad de realizar un intenso desalado antes de proceder a su cocinado. De forma tradicional la técnica del desalado se ha realizado a nivel doméstico manteniendo el bacalao a remojo entre 24 y 48 horas con sucesivos cambios de agua. Es importante que el agua en la que se sumerge el pescado esté bien fría, para que evitar que el bacalao se abra. Si el bacalao aún contiene demasiada sal después de todos los cambios de agua, éste puede ponerse nuevamente a remojo durante dos o tres horas en leche fría, añadiendo además unos ajos con su piel.

Bacalao ahumado

El bacalao ahumado es un producto ahumado ampliamente apreciado en la cocina actual, siendo imprescindible en numerosas recetas, como ensaladas y tostadas o como relleno en hojaldres o lasaña. Conserva las características nutricionales del bacalao fresco y destaca por su alto valor proteínico, superando en cantidad a alimentos como la carne o los huevos. De escaso valor energético, el bacalao ahumado posee muy pocas grasas y favorece la reducción del nivel de colesterol. El bacalao ahumado es muy práctico a la hora de combinarlo con otros alimentos y se utiliza tanto en recetas sencillas como elaboradas.

Bacalao congelado

Los nutricionistas recomiendan comer entre 3 y 4 raciones de pescado a la semana, hecho que ha propiciado el consumo de pescado congelado, entre los cuales se encuentra el bacalao, que por sus características nutricionales, buen sabor y facilidad de elaboración se ha convertido en una buena opción. El bacalao congelado es un producto muy práctico, que atrae sobre todo a un perfil de consumidor joven por su comodidad. Sin embargo, comparado con el bacalao tradicional, tanto su sabor como su textura no son tan buenos.

Uso de las cookies
Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para disponer de servicios adaptados a tus puntos de interés en nuestra web.
Para más información, gestionar o modificar los parámetros
haz clic aquí