10 hábitos saludables de alimentación para el verano

0208017_habitos_alimentacion_01

Tips para llevar una vida sana y hábitos saludables este verano

Con la llegada de la época estival, el calor, las vacaciones y el cambio a una rutina más relajada, es necesario cambiar también nuestra manera de alimentarnos para seguir unos hábitos saludables. Al no tener la misma cantidad de actividades que normalmente tenemos, hace que nuestro metabolismo se vea un poco más perezoso al trabajar y puede alentarse, trayendo consigo algunos problemas como: incremento de peso, no tener la absorción adecuada de nutrientes, deshidratación, etc…

Por eso mismo, siguiendo los conejos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), hemos querido destacar 10 puntos clave a seguir para mantener una dieta saludable en verano, y ayudar a nuestro cuerpo a no perder su ritmo, mientras descansamos y disfrutamos del verano, sin tener complicaciones de salud.

1. Hidratación: es fundamental mantener un adecuado estado de hidratación y, para ello, se debe incrementar la ingesta de agua y de frutas podemos tomar en forma de gazpacho, o sopas frías.

2. Dieta Mediterránea: podría resumirse en utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición; consumir diariamente frutas, verduras, pan y otros alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente sus productos integrales) o legumbres; promover la ingesta de alimentos poco procesados y favorecer el de alimentos frescos.

3. Consumir frutas y hortalizas de temporada: en esta época encontramos abundancia de frutas y hortalizas que, además de hidratarnos, son muy bajas en calorías. A media mañana y a media tarde son buenos momentos para tomar piezas de fruta o porciones de sandía o melón que, aunque tengan un sabor muy dulce, tienen un bajo aporte de azúcares.

verano-sandia-habitos-alimentacion

4. Eliminar las bebidas calóricas: si se quiere controlar el peso, es recomendable no ingerir refrescos o bebidas endulzadas con azúcar, es mejor sustituirlas por bebidas “light” o sin azúcar e infusiones. Aunque cabe mencionar que siempre es mejor tomar agua, ya que es la bebida más saludable.

5. Moderar el consumo de carne: hay que moderar el consumo de carne roja. Se aconseja tomar más raciones de pescado que de carne a la semana, en torno a 5-6 de pescado de las cuales al menos 3 deberían ser de pescado azul.

6. Moderar la ingesta de comida: debemos moderar las cantidades de comida, intentar huir de las comidas copiosas. Se debería controlar las cantidades de alimentos que, aun siendo saludables, aporten más calorías para no tomar un exceso de los mismos (frutos secos, legumbres, pasta, arroz).

7. Recetas sencillas: para no incrementar el aporte calórico, siempre es mejor hacer recetas sencillas que se puedan transportar fácilmente, pero sobre todo que sean recetas que contengan todos los nutrientes que necesitamos.

8. Limitar el consumo de grasas: limitar (no eliminar), también, la cantidad de grasa y que la que se consuma sea fundamentalmente aceite de oliva. Cómo se cocina condiciona de manera directa su consumo, por eso proponemos elaboraciones sencillas como plancha, en su jugo, cocido etc.

 verano-ensalada-bacalao-habitos-alimentacion

9. Helados, sólo ocasionalmente: recordar que los dulces y helados no son alimentos fundamentales y no constituyen parte esencial de una alimentación saludable, no deberían formar parte de la dieta diaria. Se recomienda que su consumo sea ocasional, controlado y conocer su composición nutricional. En el caso de los postres o los tentempiés, es aconsejable el consumo de fruta, o de postres lácteos que la contengan ya que nos permitiría aportar prebióticos y probióticos.

10. Incrementar la actividad física: para no aumentar de peso, debemos incrementar las calorías que gastamos y la forma más saludable para lograrlo es mediante una actividad física que sea suave o moderada y siempre regular, al menos 4 a 5 veces por semana. Es buena época para practicar ejercicio, aprovechando el tiempo libre y el clima (evitando las horas centrales de calor y altas temperaturas).

Siguiendo estos pasos no tendrás problemas durante el verano, y recuerda siempre consumir productos de temporada, ya que entre más frescos sean los productos más fresco y saludable estará nuestro cuerpo. Ahora sí, ¡a disfrutar del verano! 

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de las cookies
Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para disponer de servicios adaptados a tus puntos de interés en nuestra web.
Para más información, gestionar o modificar los parámetros
haz clic aquí