En este post descubriremos por qué incluir pescado en las ensaladas tiene beneficios para salud. Los detalles son importantes, por lo que una buena combinación de los alimentos puede marcar la diferencia de muchos platos, no solo en cuanto a sabor, sino también a nivel nutritivo.

Hoy nos centraremos específicamente en dos tipos de pescado que combinan muy bien en ensaladas: el salmón y el bacalao. ¡Vamos allá!

1. Obtener las cantidades necesarias de Omega 3

Hemos hablado varias veces sobre la importancia de incluir omega 3 en la alimentación. A parte de los incontables beneficios de estas grasas saludables, el consumo regular de omega 3 es básico, ya que se trata de un tipo de ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no puede sintetizar por si mismo y, por lo tanto, debemos obtenerlos a través de la alimentación. Sin embargo, no siempre nos apetece un trozo de pescado como plato principal, por lo que incluir pequeñas dosis de salmón ahumado o bacalao en las ensaladas es una forma rápida y sabrosa de asegurarse una ingesta regular de omega-3 sin tener que pasarnos horas en la cocina.

 

2. Incluir proteína de alto valor biológico

Además de los ácidos grasos omega 3, el pescado es una fuente de proteína de alto valor biológico que se absorbe muy bien y combina de maravilla con otras grandes fuentes de nutrientes: los vegetales de hoja verde, las legumbres o las frutas ácidas, como el tomate y el limón.

3. Lograr un plus de sabor y textura

A parte de los beneficios nutricionales, nuestro paladar también se guía por el sabor y la textura. El pescado puede ser un gran aliado para aportar un sabor fresco y delicioso a la ensalada, así como una textura más consistente. Algunas ideas de pescado para incluir en ensaladas son: dados de salmón ahumado, bacalao desmigado, anchoas, trocitos de atún, sardinas…

El salmón combina especialmente bien con el aguacate, que también es rico en omega 3, mientras que el bacalao es ideal para mezclar con pimiento rojo o berenjena, aunque ¡para gustos, colores! así que mejor experimentar con diferentes tipos de pescado y verdura hasta encontrar las combinaciones que más nos gusten. Eso sí: no nos olvidemos del chorrito de aceite de oliva y/o de jugo de limón, aliños muy saludables que enriquecen cualquier ensalada con pescado.

4. Recetas de ensaladas con pescado

Ahora que ya conocemos las bondades del pescado en las ensaladas, ¿por qué no probar con algunas recetas? Nuestra primera propuesta es una ensalada de aguacate, salmón y rúcula, una combinación sencilla, deliciosa y equilibrada donde menos es más. Sin duda merece la pena probarla.

La segunda receta que proponemos es una ensalada de bacalao con garbanzos, una combinación refrescante que destaca por su sencillez y juego de sabores (cítrico, dulce y salado). ¡Éxito asegurado!

Por último, nos despedimos con una ensalada de espinacas, remolacha y cintas de salmón. Se trata de una receta de apariencia sencilla, con una serie de detalles que le confieren un sabor único: el toque de sésamo, cebolla encurtida y naranja no dejan indiferente.

Con la llegada del verano es un momento ideal para preparar ensaladas nutritivas y refrescantes. ¡Anímate!

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*