Celebramos la XIª edición del Día Nacional de la Nutrición

“Enseñar a comer es enseñar a crecer”. El lema de este año no deja lugar a dudas: la alimentación infantil está en el punto de mira.

El Día Nacional de la Nutrición, una iniciativa promovida por FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética), tiene como objetivo atacar directamente a las enfermedades crónicas mediante la nutrición; entre ellas las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las neumopatías.

¿Y cómo? Pues fomentando la prevención en edades tempranas. De acuerdo a los datos facilitados por la OMS, actualmente las enfermedades crónicas son la principal causa de muerte en el mundo, y su impacto aumenta continuamente. Aproximadamente 17 millones de personas mueren prematuramente cada año a causa de esta epidemia mundial de enfermedades crónicas. Y lo que es peor: el sobrepeso y la obesidad son el 5º factor principal de riesgo de defunción en el mundo.

Además España está a la cabeza de Europa en sobrepeso infantil. Los resultados del reciente estudio ALADINO (Alimentación, Actividad física, Desarrollo Infantil y Obesidad) realizado por la AESAN se describen que el 44,5% de los niños 4-11 años tienen obesidad infantil.

Lo bueno es que todo esto puede cambiar: los hábitos alimentarios adquiridos en la infancia son los que persisten en la vida adulta, y luego es más difícil cambiarlos. Por lo tanto, si se educa a los niños para que adquieran conductas saludables, es muy probable que las mantengan a lo largo de su vida.

Volvemos a insistir en la necesidad de una mayor implicación por parte de los padres, los monitores, educadores y en general del entorno del niño para que aprendan unas pautas alimentarias correctas y saludables. Y aquí es donde FESNAD impulsa la figura de los abuelos como ejemplo a seguir, basándose principalmente, en la tradición.

En 40 años la dieta ha pasado de ser correcta a ser más dulce, grasa y salada. Pero nuestros mayores, siguiendo con lo que hablábamos antes de mantener los hábitos aprendidos de pequeños, siguen alimentándose de acuerdo a los hábitos que les fueron enseñados. Por lo tanto, ellos son la clave para enseñar a los niños a comer bien, y así corregir los errores de las generaciones anteriores.

Las personas de mayor edad comen más frutas, vegetales, pescado y menos carnes rojas, bollería y refrescos. Si queréis echar un vistazo a recetas equilibradas y deliciosas, sólo tenéis que hacer clic.

Además de cambios relacionados con la alimentación en sí, hay muchas tareas que pueden llevar a cabo los niños para ayudar a sus abuelos y, de paso, mejorar sus hábitos. Aquí os dejamos con unas pocas:

Implicarles en el diseño de los menús de la casa: les ayudará a entender por qué unos días se come lo que les gusta, y otros no. Recordad incluir pescado por lo menos 3 veces a la semana, y mucha fruta y verdura.

Dejarles participar en la compra y explicarles por qué elegimos toda la variedad de alimentos: carne y pescado, pasta y legumbres, fruta y verdura, lácteos y aceites, etc. Eso les enseña que todos los alimentos son importantes.

– Meterlos en la cocina. Que entiendan que la comida lleva trabajo y valoren más lo que comen. Podéis dejar que os ayuden a cocinar platos sencillos y creativos, ¡para que aprendan divirtiéndose!

Enseñarles a poner la mesa: les ayuda a entender que ello dignifica la alimentación y les ayuda a entender que en la mesa hay elementos comunes para compartir. Además ellos se sienten útiles e importantes. ¡Como los mayores!

En este enlace encontraréis mucha más información sobre el DNN 2012, pero si queréis un resumen rápido, podéis hacer clic aquí.

Y recordad: es importante transmitir y proteger la cultura alimentaria.

“Enseñar a comer es enseñar a crecer.”

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*