Comer bien para correr mejor

Consejos ROYAL para correr mejor a partir de una cuidada alimentación

Correr está de moda. Desde las proezas físicas de deportistas como Kilian Jornet hasta tu vecino rechonchito en chándal saliendo a correr los domingos por la mañana.

¿Lo has probado? Pues dicen que engancha, y nosotros damos fe. No importa si eres de los que salen a trotar un día, tres, o cada día de la semana. Desde que te calzas las zapatillas hasta que vuelves a casa, eres un runner, y como tal, tienes que cuidarte.

Hay muchas razones para correr: la salud, perder peso, sentirse bien, disfrutar del aire libre… Es un hábito muy positivo que os invitamos a probar. Y si además lo combináis con una alimentación sana y equilibrada, os sentiréis genial. ¡Ya lo veréis!

Hace unos días encontramos un artículo muy interesante en un blog de corredores titulado Los 6 alimentos que no pueden faltar en la dieta de un corredor, y aquí os dejamos con lo más importante, porque si vais a poneros en serio con el running, ¡mejor hacerlo bien!

1. El brócoli. Contiene apenas un 1% de grasa, es muy bajo en calorías y lleno de minerales, vitaminas (K, B1, B2, B6 y C) y antioxidantes. Su consumo habitual aumentará tu sistema autoinmune de forma casi inmediata. Lo puedes comer solo, o acompañado de arroz integral o pescado como el salmón ahumado o el bacalao. ¡Verás qué rico!

2. Los arándanos. Estos frutos son altamente antioxidante y ayudan a prevenir la diabetes y algunas infecciones urinarias. Puedes tomarlos mezclados con avena y yogur desnatado , o como topping en las ensaladas. Tú decides.

3. Las semillas de lino. Ricas en fibra y ácidos grasos Omega-3 (como el salmón) incorpóralas a tu dieta tanto con el yogur con avena y arándanos del apartado anterior, como en ensaladas o guisos… Quedan bien con casi todo.

4. El té verde. No sólo te ayuda a incrementar el rendimiento deportivo (la teína es un estimulante), si no que posee antioxidantes que te ayudan a retrasar el envejecimiento de las células de tu cuerpo. Un consejo: si te cuesta dormir, mejor tómalo por la mañana, ¡así la energía te durará todo el día!

5. El salmón. Por su alto valor nutritivo, su gran sabor y aporte de proteínas, ácidos grasos, minerales y mucho más (¡cómo se nota que es uno de los pequeños de la casa!), el salmón es un alimento muy recomendable en cualquier dieta, pero está especialmente aconsejado para deportistas. Tanto al natural, como ahumado, el salmón es un pescado muy versátil que se puede tomar como entrante, primero o plato principal y combinado tanto con verduras, pastas, legumbres… ¿Os faltan ideas? A nosotros no. ¡Mirad!

6. Las espinacas. Seguro que sabes que son ricas en hierro, pero además también lo son en ácido fólico, vitamina B y luteína, un poderoso antioxidante que beneficia a los ojos, la piel y la salud cardiovascular. Puedes comerlas tanto cocidas como crudas, solas o en ensalada, o incluso con legumbres. Y lo mejor (como todo) es que sean frescas. Aquí te recomendamos las espinacas con garbanzos y bacalao o el rollo de espinacas con queso y salmón ahumado. ¡Riquísimos!

¿Qué os parece? Son alimentos fáciles de encontrar y de incorporar a vuestra dieta. De hecho, ¡seguro que la mayoría ya los consumís con regularidad! Así que ya veis, con un par de cambios en vuestros hábitos, podéis pasar de una vida saludable, a una vida más saludable todavía. Salid a correr, ¡el primer paso es el más difícil!

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*