Comer salmón ahumado te alegra la sonrisa

Salmón ahumado ROYAL

Un estudio demuestra que las carencias dietéticas en ácidos grasos omega-3 podrían afectar a la estabilidad emocional.

Quizá exagerábamos con el titular, puede que comer salmón ahumado no te haga sonreír más, pero lo que sí es cierto es que afecta al estado de ánimo, como sugiere un estudio del Instituto de Neurobiología Mediterráneo del Instituto Nacional de la Sanidad y la Investigación Médica (INSERM) de Francia, en Marsella, y la Universidad de Bordeaux, publicado en la revista Nature Neuroscience.

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos esenciales: sólo pueden ser obtenidos a través de los alimentos, ya que el cuerpo humano no los sintetiza, pese a lo importantes que son para la salud.

En el experimento (realizado en ratas de laboratorio) se dividió a los individuos en dos grupos: el primer grupo fue alimentado con una dieta pobre en omega-3, mientras que el segundo disfrutó de una dieta equilibrada.

¿Los resultados?

Las ratas cuyas madres habían sido privadas durante su gestación de ácidos grasos demostraron una conducta con mayor tendencia a la depresión y la ansiedad respecto a las ratas del segundo grupo. Al analizar su tejido cerebral, descubrieron pruebas físicas que demostraban los estragos que una dieta baja en estos nutrientes puede causar.

Es la primera vez que se encuentra una explicación biológica a la relación entre una dieta baja en omega-3, habitual en los países industrializados, y ciertas patologías como la depresión.

Lo que nos hace preguntarnos: si consumiéramos más ácidos grasos de este tipo, además de estar más sanos, ¿podríamos ser un poco más felices?

Puede parecer una utopía, pero no perdemos nada por probar, ¿no crees? Lo que sí es seguro es que comer salmón ahumado te aporta multitud de beneficios como te contamos en ‘El salmón cuida tu corazón’.

Por nuestra parte, te recomendamos echar un vistazo estas deliciosas recetas con salmón ahumado, y seguir consumiendo verduras de hoja verde y nueces, que también son ricos en omega-3. Todo ello, claro está, como parte de una dieta saludable y equilibrada. ¡Por supuesto!

Y por si tienes alguna duda, aquí encontrarás el artículo original sobre el estudio y los resultados.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*