Consejos sobre alimentación y seguridad ante la ola de calor

alimentación

Comidas ligeras y abundancia de líquidos son algunas recomendaciones sobre alimentación ante las altas temperaturas

¡Qué calor! La primera ola de calor del verano tiene a parte del país estos días con temperaturas que alcanzan hasta los 40 grados en algunas provincias. Este intenso calor obliga al cuerpo a un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura normal y, en algunos casos, puede tener una serie de efectos negativos sobre nuestra salud con debilidad, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito, insomnio o calambres, más preocupantes en niños o personas mayores. Por eso es importante seguir una serie de consejos sobre alimentación y seguridad ante olas de calor como la actual.

Con el fin de reducir los problemas derivados de las altas temperaturas, Cruz Roja España recuerda una serie de pautas sencillas en el día a día para poder disfrutar del calor y del verano con más seguridad.

Consejos sobre alimentación
– Opta por una alimentación con comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (que contengan ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos).
– Bebe líquidos en abundancia (agua, zumos…) siempre que no exista contraindicación médica.
– Come menos cantidad y más veces al día. Evita una alimentación a base de comidas calientes y no abuses de las bebidas alcohólicas.

Si vas a exponerte al sol
– Utiliza una protección solar adecuada cuando te expongas al sol. Aplícala 30 minutos antes de salir de casa, de forma generoso, y renuévala regularmente.
– Evita productos fotosensibilizantes (perfumes alcohólicos…).
– Protégete la cabeza con un gorro o sombrero.
– Protege los ojos: las gafas de sol deben tener protección 100% frente a los rayos ultravioletas y radiación azul visible.

En el exterior
– Si tienes que permanecer en el exterior, procura estar en la sombra.
– Si puedes, evita las actividades en el exterior en las horas centrales del día, sobre todo si son intensas.
– Si tienes que hacer actividades en el exterior durante las horas de calor no olvides descansar, protegerte del sol y refrescarte.
– Reduce la actividad física y procura no practicar ejercicio físico al aire libre durante las principales horas del día.

En el hogar
– Permanece en las estancias más frescas.
– Baja las persianas, toldos o cortinas para evitar que el sol entre directamente.
– Los aparatos de aire acondicionado refrigeran el aire, manteniendo una temperatura y humedad constantes en un recinto aislado.

En el coche
– Nunca dejes a los niños/as ni a las personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.
– Si viajas con personas vulnerables, presta especial atención a los cambios bruscos de temperatura que se producen al entrar y salir del vehículo.
– Lleva líquidos para hidratarte.

A nivel personal
– Intenta refrescarte de forma continua.
– Usa ropa ligera, no apretada y de colores claros.
– Utiliza un calzado fresco, cómodo y que transpire.

El calor no afecta a todas las personas por igual. Las personas mayores, con enfermedades, con necesidades especiales, con sobrepeso y también los niños son más sensibles a las altas temperaturas. Recuerda seguir estos consejos y llevar una alimentación ligera en la que predominen las frutas y verduras, ya que ayudarán a mantener una adecuada hidratación.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*