¿Cuál es el origen de la expresión “cortar el bacalao”?

Descubre de dónde proviene la expresión “cortar el bacalao”

¿Cuántas veces has escuchado a alguien utilizar la expresión “cortar el bacalao”? Muchas, ¿verdad? Como sabes, se refiere a la persona que manda o que toma decisiones entre un grupo de personas. Lo que quizás no sabrás es el origen de la expresión, así que hoy os la contamos, pese a que no existe una sola explicación. ¿Quieres saber de dónde proviene “cortar el bacalao” y por qué se utilizaba? ¡Sigue leyendo!

Según una de las explicaciones más extendidas, el origen de la expresión “cortar el bacalao” se remonta hasta el siglo XVI, momento en el que el bacalao empezó a ser un alimento muy común en España. En este sentido, este pescado sustituyó a la merluza, que empezó a ser más prohibitiva para las clases más desfavorecidas, mientras que el bacalao era mucho más fácil de adquirir. Además, el bacalao era un pescado que se solía exportar puesto que aguantaba largos períodos en buenas condiciones, y frecuentemente se enviaba a las colonias españolas, situadas en América del Sur, Filipinas y África. Precisamente en estos lugares se servía como alimento para los trabajadores, que normalmente eran esclavos.

Así pues, y siguiendo con la explicación anterior, la expresión “cortar el bacalao” cobraba sentido en el momento en el que llegaba la hora de comer y los trabajadores se colocaban en fila esperando su turno para que se les diera una ración de  bacalao, que era cortada por el capataz. Éste era, pues, el que se encargaba de trocear el pescado y repartirlo entre los esclavos, dando sentido a la expresión que conocemos actualmente.

No obstante, otras fuentes atribuyen el origen de la expresión “cortar el bacalao” a épocas de hambre en España en la que el bacalao era un alimento básico y uno de los pocos que se podían adquirir por todo el mundo. Así, parece ser que era el patriarca de la familia quien tenía la tarea de cortar el bacalao (literalmente), puesto que era la persona que mandaba en el hogar y debía repartir las raciones entre todos los integrantes de la unidad familiar.

Una tercera versión sitúa la expresión “cortar el bacalao” en las tiendas de ultramarinos o colmados, puesto que este tipo de pescado era muy vendido, y cuando los clientes solicitaban un trozo, el encargado de cortarlo era el dueño, puesto que era la persona con más experiencia en el manejo de los cuchillos, dando sentido así a la expresión que conocemos hoy en día.

¿Qué te han parecido las tres explicaciones? ¿Ya las conocías? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! 

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*