Deja el estrés fuera de la cocina

Bacalao ROYAL en la cocina

Nada puede hacer que disfrutes menos del placer de comer y cocinar bacalao que el estrés.

Problemas personales, laborales, físicos… Muchas cosas afectan a nuestro estado de ánimo y nuestra salud, por eso, cuando sentimos que una situación nos está sobrepasando es muy importante que cuidemos más que nunca nuestra alimentación.

Somos lo que comemos. ¿Cuántas veces habremos escuchado esta frase? Probablemente hasta la saciedad, pero ni con esas hacemos caso… Hasta que un buen día se nos enciende la bombillita y nos damos cuenta de que con la combinación adecuada de nutrientes y hábitos saludables, nuestros problemas no desaparecen, pero nosotros nos crecemos ante ellos. Y nos solo nosotros, nuestra fuerza de voluntad y autoestima lo hacen también. ¿Sabéis por qué?

¡Porque no hay nada como sentirse bien!

Por eso, cuando el otro día “tropezamos” por casualidad con un artículo que hablaba de alimentos anti-estrés no pudimos si no echarle un vistazo. Nos proponían frutos secos, chocolate y alimentos ricos en triptófano (cereales integrales) y vitamina B6 (como el bacalao). Pero lo que más nos llamó la atención fue que, al proponernos un “menú anti estrés”, tanto en la comida como en la cena incorporaran salmón ahumado. ¿Sabéis por qué?

En este post que escribimos hace algún tiempo encontraréis la respuesta: Relax, take it easy… con Royal.

Por nuestra parte, os dejamos con lo que podría ser nuestro propio menú saludable anti-ansiedad. ¡Que lo disfrutéis!

Desayuno: té verde y un yogur desnatado con copos de avena, o bien un café con leche (desnatada) y una tostada con salmón ahumado (o jamón york).

Media mañana: una o dos piezas de fruta (un plátano, una manzana, un par de mandarinas…)

Comida: una ensalada o una verdura al vapor seguida de un plato de pasta con salmón ahumado (la pasta si es integral, mejor que mejor). O bien comienza con una ensalada malagueña y continua con un arroz con bacalao (lo mismo, el arroz integral, mucho mejor)… Lo ideal sería que siempre hicieras de primero algo saciante como una ensalada o una verdura al vapor, y luego hidratos de carbono o proteínas. De postre es mejor que tomes una infusión de té o un yogur desnatado.

Merienda: fruta o una tostada con queso fresco.

Cena: similar a la comida, solo que de segundo siempre proteínas como este bacalao a la papillote, brochetas de bacalao o bien estos abanicos de salmón ahumado con mango.

Y recordad que si tenéis hambre y ganas de picar entre horas: ¡nada de snacks! Tomad frutos secos, que son muy saludables y calman el apetito y el estrés. Eso sí, como todo, ¡con moderación!

Y no os olvidéis del deporte. Animaos a practicar algo de ejercicio, ¡que es muy sano y relajante!

Créditos de imagen: joannova, a/k/a foodalogue via photopin cc

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*