El proceso del Salmón Ahumado Royal mediante su método manual

Fases del Salmón

La primera fase de este método es la selección del salmón en su origen,  Noruega.

El salmón llega semanalmente a nuestras instalaciones, fresco, entero y eviscerado, para evitar cualquier posible contaminación por manipulación, y a continuación se limpian los filetes con esmero con espero por profesionales especializados. Se perfila el filete y se extrae el exceso de grasa.

A continuación, una desespinadora extrae las espinas superficiales y manualmente se retira el resto y se verifica que el salmón esté totalmente libre de ellas. Tras un lavado, los filetes se salan a mano con sal natural y se llevan a unas salas de curación donde, con temperatura y humedad controladas, la sal penetra lentamente en el salmón expulsando el agua que contiene.

Una vez curado, el salmón empieza el proceso de ahumado en hornos especiales a baja temperatura. Allí se ahúma utilizando maderas nobles y una mezcla exclusiva de hierbas aromáticas, siguiendo una ancestral receta escandinava.

Después de reposar un mínimo de 24 horas en una cámara de refrigeración, el salmón ahumado se pesa y se envasa en sus diversos formatos. Este último proceso también se realiza manualmente para mantener las propiedades organolépticas del salmón intactas.

Gracias a la unión de la tradición y la tecnología, el resultado es un salmón ahumado con textura firme y sedosa, de total trazabilidad con una vida útil de hasta 45 días refrigerado. 

 

 

 

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*