Las vitaminas y minerales que no pueden faltar en tu dieta

Te contamos porqué estos nutrientes son esenciales para tu rutina alimentaria saludable.

Los minerales son micronutrientes que no pueden faltar en tu alimentación, aunque se necesiten en pequeñas cantidades. Cada vez que ingieres un alimento todo tu organismo se pone en marcha para asimilar, transformar y aprovechar sus nutrientes, sustancias que te permiten vivir. 

Aunque hay alimentos más completos que otros, ningún producto por sí solo puede aportarnos todos los nutrientes que necesita nuestro organismo. La única manera de conseguirlo es a través de una alimentación saludable, variada y equilibrada. En Royal, siempre defendemos que la clave para comer sano es una dieta variada y equilibrada. Solo así se garantiza que se consuman todos los grupos de alimentos y las cantidades necesarias de nutrientes.

Sin embargo, la mal nutrición sigue estando presente en nuestra sociedad y existen muchas enfermedades relacionadas con malos hábitos alimenticios. La carencia de algunas vitaminas y minerales propician a contraer enfermedades y a sentirnos más cansados. A continuación te explicamos cuáles son:

– La vitamina C. Es la encargada de metabolizar las proteínas, reforzar el sistema inmune y asegurarse del buen funcionamiento de nuestros neurotransmisores y funciones antioxidantes y biosintéticas, sin esta vitamina sentimos fatiga, dolor articular e inflamación de las encías. Los alimentos con un gran aporte en esta vitamina son los cítricos (limones, naranjas), tomates, pimiento rojo, espinacas, brócoli…

– El hierro. La falta de hierro se considera el desorden nutricional numero uno según la Organización Mundial de la Salud. Las almejas, cereales integrales, vísceras, legumbres, vegetales verdes (espinacas y acelgas) y carnes son los alimentos con mayor contenido en hierro. Una carencia de hierro provocará que te sientas destemplado, débil y apático. Además notarás cierta falta de capacidad de concentración y disminución del rendimiento.

– Vitamina D. No hay muchos alimentos que contengan esta vitamina de forma natural, por eso pescados grasos como el salmón ahumado son tan importantes en nuestra dieta. Además nuestro cuerpo es sabio, y es capaz de producir un mínimo cuando nuestra piel se expone a los rayos solares. La falta de vitamina D debilita los huesos, provoca dolores musculares y problemas en el sistema nervioso.

– Yodo y magnesio. El magnesio ayuda a regular más de 325 enzimas, La falta del mismo provoca pérdida de apetito, náuseas, vómitos, fatiga y debilidad, arritmias y espasmos. Por su parte, el yodo es utilizado para producir hormonas tiroides, que controlan otras funciones esenciales, y además durante el embarazo y la infancia colaboran con el correcto desarrollo de los huesos y el desarrollo cerebral. ¿Sabías que el salmón ahumado es una fuente de magnesio?.

Si quieres estar bien nutrido y con un gran aporte de vitaminas y minerales, asegúrate de que tienes los niveles correctos de cada nutriente. Además, nosotros te recomendamos una dieta rica en salmón y bacalao Royal mínimo 3-4 veces por semana, con una dieta variada y complementado con ejercicio. Si ideas para variar tus platos, aquí tienes nuestras recetas de bacalao y salmón ahumado, todas ellas muy fáciles, ¡y deliciosas!

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*