La operación bikini, también de vacaciones

Consejos ROYAL para la operación bikini en verano

No falla: antes de verano, todos como locos a hacer dieta y a sudar en el gimnasio. Pero una vez llegan el calor y el buen tiempo…

En verano engordamos entre 2 y 3 kilos. No parece un dato alarmante, si no tenemos en cuenta que hablamos de la media, lo que quiere decir que, mientras que habrá gente que no engorde o incluso pierda peso, otros terminarán las vacaciones con hasta 5 kilos o más.

Hace tiempo que venimos hablando de la importancia de una alimentación sana y unos buenos hábitos, algo que parece quedarse en casa mientras el resto de la familia sale a disfrutar del buen tiempo. Pero eso, ¿por qué?

Chiringuitos, terracitas, puestos de helados, cócteles bajo las estrellas y una vida más activa y social. ¿Quizá sea por eso que ‘nos dejamos llevar’? Sea como fuere, estas subidas y bajadas de peso (que, ya que estamos, hay que reconocer que para quitarse esos ‘kilitos de más’ hay que sudar y sudar y sudar…) afectan negativamente a nuestro organismo desde el punto de vista metabólico.

¿Por qué? Porque si cogemos 3 kilos en verano y luego los perdemos muy deprisa, metabólicamente reducimos masa corporal con lo que el porcentaje de grasa es mayor, lo que a largo plazo favorece que uno gane peso con mayor facilidad.

Así que sabiendo esto… ¿no creéis que vale más cuidarse un poco durante las vacaciones, que luego hacer penitencia el resto del año?

La experta en salud y nutrición del Programa NUSA, Meritxell Gómez, nos recomienda seguir estas directrices para mantener unos buenos hábitos también en verano:
• Beber mucha agua.
• Seguir la dieta mediterránea (además de aportar vitaminas y antioxidantes, que ayudan a estar hidratados durante los días de más calor).
• Evitar los postres excesivamente elaborados o los cocinados que puedan tener mucha grasa, como son los fritos, los rebozados y las salsas.
• A la hora de salir de casa, llevar bocadillos de pan integral con alimentos bajos en grasas saturadas como el queso fresco, las carnes blancas, embutidos magros o atún; y complementarlos con verduras y hortalizas crudas.
• En los aliños, mejor tomate y aceite de oliva.
• Como tentempié para picar entre horas, los frutos secos.
• Yogures bebibles son una buena opción para el verano.
• Eliminar el consumo de alcohol en exceso.

No parecen muy difíciles de seguir, ¿verdad? Pues hagamos un esfuerzo y mantengamos una alimentación saludable también en verano, ¡nuestro cuerpo nos lo agradecerá! Y además, nos veremos más guapos en las fotos de recuerdo, ¡claro que sí!

El artículo original ‘En verano engordamos una media de entre 2 y 3 kilos’, aquí.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*