Tras las vacaciones, ¡bacalao a montones!

Tras el verano bacalao ROYAL

Llega septiembre y con él el fin de las disfrutadas vacaciones, lo que significa…

– La realización de listas interminables con buenos propósitos, como por ejemplo:
– Apuntarse al gimnasio.
– Empezar una dieta.
– Acostarse pronto para dormir las 8 horas reglamentarias.
– Reducir el consumo de alcohol.
– Dejar de fumar (si es que todavía no lo habéis dejado).
– Y como éstas, millones de propuestas más.

No podemos ayudaros a cumplirlas todas, pero sí vamos a tratar de facilitaros algunos consejos para conseguir bajar esos kilos de más que hayáis podido subir durante estas vacaciones:

1. Prohibido pasar hambre. Es mejor que comas 5 o 6 veces al día de forma equilibrada y pequeñas cantidades, que ayunar, saltarse comidas o pegarse atracones. En la moderación está la clave.

2. Cuidado con el “hambre-hedonista”. Es esa necesidad apremiante de consumir un alimento determinado. No es hambre real, ya que no basta con comer para que desaparezca. Debemos aprender a controlar este tipo de impulsos que son los que nos hacen decantarnos por los snacks poco saludables y los “picoteos”.

3. Ser constantes y pacientes. A todos nos gusta perder kilos rápidamente, pero seamos honestos: no es ni saludable, ni efectivo. De hecho, perder más de 0.5-1kg a la semana puede ser contraproducente, ya que provoca la pérdida de masa muscular y fomenta el temido “efecto rebote”.

4. Ser realista. Lo fundamental es estar sano, y para ello debemos mantenernos dentro de nuestro IMC (índice de masa corporal) correcto. Ni más, ni menos.

5. La previsión, tu mejor aliada. No salgas de casa sin un tentempié saludable. Esto evitará que caigas en la tentación, que te marees o que te encuentres mal.

6. Empieza el día con alegría… ¡Y un buen desayuno! Lo dicho: nada de saltarse la primera comida del día. Un lácteo, cereales y fruta.

7. Planificar es de sabios. Póntelo fácil, decide de antemano que vas a comer o cenar y déjalo todo listo, así evitarás las decisiones cómodas y poco saludables de última hora.

8. A comprar con el estómago lleno. Si no quieres convertirte en un agujero negro y llegar a casa cargado de antojos y caprichos poco saludables, ve al súper sin hambre. ¡Es por tu bien!

9. Los codos fuera de la mesa. O no. Cada uno como quiera, pero una cosa sí: sentados y relajados, y a poder ser, sin televisión y con buena compañía.

10. Comer sin prisas. Deja reposar la comida en tu estómago unos minutos entre plato y plato. No comas con voracidad. Piensa que la sensación de saciedad tarda en llegar al cerebro, así que cuando la sientas será señal de que deberías haber parado hace un rato. ¡Tómatelo con calma!

11. El agua, ¡una aliada! Hidratarse bien es clave. Aunque es mejor consumir agua, los zumos, las infusiones, etc también nos pueden ayudar. Recuerda: ¡consume entre 1,5-2l. de líquido al día!

12. Escoge alimentos saludables y con un alto valor nutricional. Como por ejemplo el bacalao, que recibe el nombre de “ternera de mar” por su alto valor proteico y representa una de las fuentes más importantes y nutritivas que nos ofrece el mar.

Y cómo no, aquí tenéis un montón de recetas sanas y riquísimas de bacalao para disfrutar del sabor de este delicioso pescado.

Buen provecho, ¡y ánimos para cumplir vuestros objetivos!

Y si queréis más tras las vacaciones, podéis leer 12 claves para adelgazar los kilos ganados durante el verano

Créditos de la imagen: Esparta via photopin cc

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Puedes usar estas etiquetas HTML y características: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*