Sándwich de salmón reducido en sal

¿Buscas alternativas para hacer sándwiches diferentes y nutritivos? Este Sándwich de salmón reducido en sal será tu aliado del verano. Fácil de preparar y delicioso, dejará boquiabierto a quien lo pruebe.

En verano buscamos alternativas frescas y ligeras para sustituir las comidas calientes de invierno, pero manteniendo una alimentación saludable.

Este sándwich de salmón Royal fusiona ingredientes refrescantes para crear una explosión de sabor en cada bocado. Ideal para todas las edades, se convertirá en un indispensable de tus recetas veraniegas.

Perfecto para preparar en cualquier reunión, como aperitivo, merienda o cena, y acompañarlo con lo que más te guste.

Si quieres saber cómo prepararlo, sigue leyendo este post donde te contamos todos los detalles.

El sándwich de salmón definitivo

El salmón es un pescado azul proveniente de las frías aguas de Noruega.

El proceso de ahumado se lleva a cabo por un maestro ahumador que sigue al pie de la letra los tiempos y el sazón de cada partida en función del tamaño de los filetes.

Esta fase de ahumado se convierte en todo un arte y el resultado es un fino bouquet apreciado por todo el que lo pruebe.

Además, todo el proceso se realiza manualmente para mantener las propiedades organolépticas del salmón.

En este caso, utilizaremos el salmón ahumado Royal bajo en sal que, además de contener todas las propiedades y nutrientes del salmón ahumado, tiene un porcentaje de sal reducido.

Mezclando el queso crema, con el eneldo y el zumo de limón conseguimos una cremosa y ligera base para untar en el pan que aportará un toque fresco al sándwich que, al incorporarle el pepino se incrementa aún más.

Puedes acompañarlo con infinidad de extras, a continuación, te dejamos unas ideas para inspirarte y acabar de adornar este plato con un sabroso acompañamiento.

¿Con qué acompañarlo?

Este versátil sándwich de salmón combina con casi cualquier acompañamiento, aunque también se puede consumir solo en una cena ligera o una merienda deliciosa.

Una idea de presentación, por ejemplo, para una reunión con amigos, podría ser cortarlos en cuartos y servirlos como bocaditos con patatas fritas caseras.

Para una versión más healthy, podemos optar por acompañarlo con un hummus y crudités o con una ensalada de quinoa y aguacate.

Independientemente de la forma en que lo prepares, este sándwich de salmón gustará a quién lo pruebe por su mezcla de texturas y sabores.

Por todo esto se convierte en un plato ideal para el verano, no dudes en prepararlo ¡te va a sorprender!

PROCEDIMIENTO

  1. Mezclar en un cuenco el queso crema, el zumo de limón y el eneldo picado. Salpimentar al gusto.
  2. Cortar el pepino en rebanadas finas y limpiar las hojas de lechuga.
  3. Montar el bocadillo untando las dos rebanadas de pan con la crema y hacer capas de lechuga, pepino y lonchas de salmón.

 

Dificultad
Fácil
Listo en
10
Para
2 Personas

INGREDIENTES

1 sobre de Salmón ahumado reducido en sal Royal

4 rebanadas de pan de molde

100 g de queso crema

1 puñado de eneldo picado

zumo de 1 limón

1 pepino

hojas de lechuga

 

COMPARTIR