Wraps de salmón ahumado

Copyright de imagen © Julia y sus recetas

En época estival, es probable que haya ocasiones en que no te apetezca demasiado cocinar o hacer platos muy sofisticados. Pero eso no significa que, con sencilla recetas puedas tener unos resultados exquisitos a la vez que saludables. Los wraps (similares a los famosos kebabs pero mucho más saludables) son una excelente opción en verano y en cualquier época del año, que te permite hacer multitud de rellenos a tu gusto, con pescado, vegetales, carnes…

Nosotros te sugerimos esta receta de wraps de salmón ahumado, en el que podrás disfrutar de su riquísimo sabor junto a la combinación de otros deliciosos ingredientes. ¡Te aseguramos que no te arrepentirás!

Para hacer unos wraps auténticos, te recomendamos hacer la masa casera, así tendrá ese toque personal que siempre queremos en todas nuestras recetas.

Ingredientes:
Para el relleno:

  • Lechugas variadas
  • Lonchas de salmón ahumado ROYAL
  • 1 cucharada sopera de pepinillos en vinagre picados
  • 120g de queso crema
  • 1 cucharada sopera de cebolla picada
  • 1 cucharadita de cebollino picado

Para hacer las tortitas:

  • 100 mg de harina de trigo todo uso
  • 50 ml de agua templada
  • 2g de sal
Paso a paso
Prepara un bol con la harina y la sal, y le añadimos el agua mientras amasamos hasta que se forme una masa compacta. La trasladamos a la mesa donde seguiremos amasando hasta conseguir que se unifique. Una vez conseguido, la dividimos en 2 y estiramos cada una con un rodillo en forma circular, de aproximadamente 20-25 cm de diámetro.

Ponemos la sartén con fuego fuerte y dejamos que se caliente. Seguidamente, reducimos la intensidad del fuego y ponemos una tortita.

Cuando se empiecen a levantar los bordes, le damos la vuelta para dejar que se haga por el lado opuesto. La retiramos y la mantendremos caliente en un papel de aluminio.

Por último, mezclamos el queso crema con el cebollino picado, los pepinillos y la cebolla picada. Ponemos una capa encima de las tortitas y el salmón ahumado encima. A continuación colocamos las lechugas en el centro y cerramos la tortita en forma de rollo, partiéndolo por la mitad en diagonal. ¡Buen provecho!