El bacalao desalado Royal, el aliado de los más pequeños para la vuelta al cole

• El proceso de salazón y curación aporta el sabor y la textura laminada inconfundibles del bacalao tradicional

• El bacalao desalado tiene un alto valor nutricional y es uno de los pescados más recomendados durante la fase de crecimiento

Barcelona, 12 de septiembre de 2016.-– Empieza la rutina y, con ella, el firme propósito de mantener una dieta equilibrada y, en definitiva, llevar un estilo de vida saludable. Además, con la vuelta al cole de los más pequeños de la familia, es un buen momento para educarlos con patrones alimentarios que satisfagan sus necesidades nutricionales y favorezcan su crecimiento.

Por ello, es importante introducir el pescado en su dieta habitual, sobre todo, aquellos como el bacalao, ya que se distingue por su alto valor proteico (que contribuye a que aumente la masa muscular) y la ausencia de grasas saturadas. Está especialmente indicado para niños en fase de crecimiento ya que también destaca por su aportación de Vitamina B12, que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y al metabolismo energético normal. Además, contiene minerales como el calcio, el fósforo y el selenio, que son componentes esenciales para la protección de las células frente al daño oxidativo.

Proceso de elaboración de alta calidad

Para obtener un buen bacalao, una vez pescado debe procesarse lo más rápidamente posible, por lo que la marca asegura que el eviscerado, limpieza y fileteado se realiza en pocas horas, de manera que la carne mantiene su máxima frescura.

El bacalao Royal está un mínimo de 30 días curándose en sal en origen, se encaja en sal marina y se envía a nuestras instalaciones, donde se corta y se inicia el proceso de desalado. Este procedimiento se realiza con agua a muy baja temperatura, y consiste en hidratar el bacalao para devolverle el agua perdida durante la curación y conseguir el punto de sal adecuado. Técnicos del departamento de calidad de Copesco – Sefrisa y laboratorios externos efectúan continuos controles sobre el bacalao y la recepción, durante el proceso y en el envasado, asegurando la trazabilidad y confiabilidad del producto final.

Acerca de Copesco-Sefrisa

Copesco-Sefrisa, es una empresa cuya tradición y experiencia son los grandes activos desarrollados desde 1853 para ofrecer los mejores productos. Su fundador, Santiago Daurella, se convirtió en el primer empresario en importar a España grandes cantidades de bacalao en fardos provenientes de Islandia, Groenlandia, Noruega e Islas Faroe para la reserva comercialización en todo el país.

Copesco-Sefrisa se ha especializado en los últimos años en la comercialización del auténtico Bacalao del Atlántico Norte, estableciendo una estricta clasificación propia que permite ofrecer una garantía de origen y de calidad, con más de 3.000 toneladas de pescado por año.

En los años 60, el dominio de las fuentes de aprovisionamiento y una sólida de posición en el mercado, lleva a Copesco-Sefrisa a diversificar su gama de productos con una nueva actividad: el Ahumado. Gracias a una exclusiva fórmula escandinava artesana aplicada desde un buen principio en su elaboración, se consigue que los ahumados de ROYAL sean garantía de calidad y prestigio.

Hoy en día, Copesco-Sefrisa, se ha convertido en una compañía moderna con una cultura de empresa comprometida en acercar al cliente una amplia gama de productos del mar de alta calidad y valor añadido, que den respuesta al mayor número de necesidades. La profesionalidad y el alto grado de especialización con la que se llevan a cabo sus productos, asegura los máximos estándares de calidad y frescura a lo largo de todo el proceso de fabricación, desde la llegada de la materia prima hasta la expedición del producto terminado.

Para más información: www.club-royal.es
Laia Menéndez (lmenendez@tinkle.es) / Iria Sagalés (isagales@tinkle.es)
+34 93 445 09 82 / +34 93 445 43 57